Aceptan a la UIF como querellante en la causa contra José López

Noticias Destacadas on ,

El Tribunal Oral Federal 1 rechazó la objeción del ex funcionario juzgado por enriquecimiento ilícito tras el episodio de los bolsos en el convento.


E
l Tribunal Oral Federal 1 (TOF 1) decidió aceptar como querellante a la Unidad de Información Financiera (UIF) en el juicio contra José López por enriquecimiento ilícito. En este contexto, el organismo que dirige Mariano Federici pidió acusar al ex funcionario y demás imputados por lavado de dinero.

El Tribunal integrado por los jueces Adrián Grünberg, José Antonio Michilini y Ricardo Basílico, decidió hacer lugar a lo “ya decidido por la Sala II de la Cámara de Casación Federal”, que había habilitado a la UIF como querellante en el juicio, que se inició hace un mes y aún continúa en la etapa de cuestiones preliminares.

Después de tres audiencias, el TOF 1 definió el rol que el organismo antilavado tendrá durante el juicio contra el ex secretario de Obras Públicas kirchnerista. También se hizo lugar a la determinación de la Cámara de Casación, que días previos al inicio del juicio avaló como querellante a la UIF.

El objetivo de la Unidad de Información Financiera es que además del enriquecimiento ilícito a López se lo acuse también por lavado de dinero en el juicio oral, un delito que tiene una pena de tres a diez años de prisión y multa de dos a diez veces en función de la suma que se llegue a constatar que se blanqueó.

Tras la determinación del TOF 1, Gabriel Palmeiro, la defensa del empresario Eduardo Gutiérrez -señalado como presunto testaferro de López- pidió que se suspenda el debate del juicio hasta que quede firme en la instancia superior la decisión de incluir a la UIF, que “no participó en la instancia de la instrucción y se remite a la acusación de la fiscalía como base fáctica”, indicó.

En este expediente instruido por el juez Daniel Rafecas y el fiscal Federico Delgado se encuentran acusados además del ex funcionario K Andres Galera, Eduardo Gutierrez, Maria Amalia Diaz,Celia Inés Aparicio, Carlos Gianni y Marcos Marconi.

En la madrugada del 14 de junio de 2016, López buscó esconder en el convento de General Rodríguez bolsos con casi 9 millones de dólares, 153.000 euros, 59.000 pesos y relojes Rolex.

Cuando inició el juicio, ante el fiscal Miguel Ángel Osorio, la secretaria del Tribunal leyó las acusaciones formuladas por el fiscal Delgado, y a continuación se escuchó la decisión del juez Rafecas, que dio por clausurada la instrucción. ​Ambas lecturas coincidieron en un planteo: “hay prueba suficiente” para “tener por acreditado el enriquecimiento ilícito de López y de su mujer, y en particular la compra del terreno y la construcción de la casa ubicada en Dique Luján, el departamento de la calle Las Heras y la tenencia del dinero hallado en el Monasterio”.

López llegó a esta instancia por tres hechos: la posesión injustificada en su patrimonio del dinero de los bolsos. Horas previas al juicio, el juez Rafecas reiteró: “López admitió que ese dinero provenía de la política”.

Además, con el fin de enriquecer su patrimonio, se le atribuyó la compra y refacción de una casa en Tigre, que López decía alquilar y la justicia determinó que era de su propiedad. Fue registrada en calidad de testaferro, primero a Galera -hasta el año 2010- y después a nombre de Gutiérrez. La tasación oficial le otorgó un valor de 480.000 dólares a la propiedad.

También, el ex funcionario fue procesado por la compra del departamento de calle Las Heras 203. Allí habría utilizado como pantalla a la sociedad “Marketing y Eventos S.A.”, propiedad del empresario Carlos Gianni, y al abogado Marcos Artemio Marconi. El valor de la propiedad es de 110.000 dólares.

Continuar leyendo:

http://www.politicajudicial.com/aceptan-a-la-uif-como-querellante-en-la-causa-contra-jose-lopez/

Fuente: http://www.politicajudicial.com