Merkel llegó a un acuerdo para reeditar alianza de gobierno

El bloque conservador liderado por la canciller Angela Merkel y el Partido Socialdemócrata (SPD) de Martin Schulz acordaron entablar negociaciones formales para una futura gran coalición que pondría fin a la mayor crisis de gobierno que ha enfrentado Alemania, informaron fuentes de las delegaciones que concluyeron cinco días de febriles reuniones.

El compromiso adquirido por los dos principales partidos del país permite a la mandataria encarrilar su cuarto mandato consecutivo y disipar casi definitivamente el fantasma de nuevas elecciones que ha sobrevolado el país, sobre todo desde noviembre, cuando de forma sorpresiva fracasaron los contactos de Merkel con liberales y Los Verdes para formar una alianza tripartita.

Con el principio de acuerdo alcanzado, Merkel, que gobierna ininterrumpidamente desde 2005, hizo gala una vez más de sus habilidades negociadoras para hacer frente a la adversidad.

Después de más de tres meses sin gobierno desde las elecciones del 24 de septiembre, los conservadores (CDU) de Merkel y su socia bávara CSU, liderada por Horst Seehofer, y los socialdemócratas firmaron un documento base sobre el que abrir negociaciones oficiales para formar un nuevo Ejecutivo.

El acuerdo garantiza una voluntad común pero no se traduce en la puesta en marcha automática de la gran coalición que gobernó Alemania durante los últimos cuatro años.

La cúpula del SPD necesita todavía recibir el próximo 21 de enero luz verde de sus filas en un congreso extraordinario del partido que se celebrará en Bonn.

Merkel y Schulz se habían dado plazo hasta hoy para decidir si abogaban por remar en una misma dirección o si preferían tomar caminos separados, volviendo a la situación que se había dado tras las elecciones generales de septiembre.

“Existen aún grandes escollos en el camino que deben ser apartados”, declaró la canciller antes de iniciar la última jornada de contactos con los socialdemócratas tras cinco días de conversaciones, consignó la agencia de noticias DPA.

Hasta el último momento todavía permanecían abiertas cuestiones centrales en impuestos y finanzas, así como decisiones importantes en los ámbitos de migración, mercado laboral, sanidad, cuidados sanitarios, jubilaciones y Europa.

Las elecciones legislativas de septiembre dejaron a Merkel en una encrucijada.

La negativa inicial del SPD a reeditar la gran coalición de gobierno de la última legislatura (2013-2017) llevó a la canciller a intentar sacar adelante un gobierno tripartito, el único matemáticamente posible, con liberales y Los Verdes.

Constatado el fracaso de la alianza tricolor, el SPD se perfiló como el aliado de conveniencia perfecto para evitar el peor de los escenarios posibles: nuevos comicios. Pese a su renuencia inicial a firmar una tercera gran coalición tras obtener sus peores resultados históricos en las elecciones después de dos alianzas con Merkel (2005-2009 y 2013-2017) y presionado por numerosas voces que apelaban a la responsabilidad hacia el electorado, el SPD decidió finalmente postularse de nuevo como socio menor.

Los más optimistas estiman que Alemania contará con un nuevo Ejecutivo a fines de marzo o principios de abril. Nunca antes la potencia europea había necesitado tanto tiempo para formar gobierno.

A continuación, los principales acuerdos incluidos en el documento base de 28 páginas sobre el que ambos partidos abrirán negociaciones para formar un nuevo Ejecutivo:

- MIGRACIÓN: Conservadores y socialdemócratas han consensuado limitar la entrada de refugiados anuales a entre 180.000 y 220.000. El SPD rechazaba inicialmente la propuesta del bloque conservador de la canciller Angela Merkel de imponer un tope anual a la entrada de refugiados, sin embargo, al final dio su brazo a torcer. También acordaron limitar en gran medida la reagrupación familiar de refugiados con un estatus de protección restringido y este número estará reducido a mil personas al mes.

- IMPUESTOS: Los dos principales partidos de Alemania pactaron no llevar a cabo ninguna suba de impuestos a pesar de que el SPD reclamaba un incremento del tipo impositivo más alto.

- SEGURO DE SALUD: Conservadores y socialdemócratas decidieron que la contribución a los seguros médicos públicos se divida a partes iguales entre el trabajador y la empresa.

- APOYO A FAMILIAS: El acuerdo incluye un incremento en las ayudas sociales que las familias reciben por hijo así como jardines de infancia gratuitos para niños de hasta seis años.

- JUBILACIONES: Merkel y Schulz acordaron mantener hasta 2025 la forma en la que se calculan las pensiones en Alemania, que se determina tomando como base el 48 por ciento del salario de los últimos años.

- IMPUESTO DE SOLIDARIDAD: Los dos grandes partidos de Alemania acordaron una reducción gradual del impuesto de solidaridad por un volumen total de 10.000 millones de euros de aquí a 2021. El llamado “Soli” es el impuesto creado con la reunificación de Alemania con el que se buscaba transferir riqueza a los estados federados de la antigua República Democrática Alemana (RDA) y así equilibrar el nivel de desarrollo entre el este y el oeste del país.

- EUROPA: Merkel y sus socios bávaros junto con el SPD se comprometen a aumentar las contribuciones de Alemania al presupuesto europeo. “Queremos fortalecer las finanzas de la Unión Europea (UE) para que se puedan percibir mejor sus tareas. En eso nos centraremos a la hora de preparar el próximo marco financiero plurianual”, señalaron los líderes en el documento. “Estamos dispuestos a que Alemania aporte mayores contribuciones al presupuesto de la UE”, añaden.

- INVERSIONES EN EDUCACIÓN: Conservadores y socialdemócratas coinciden en la necesidad de poner en marcha un plan de inversiones en las escuelas y de mejorar las oportunidades educativas mediante una mayor colaboración entre el Estado central y los estados federales.

Fuente: Ambito

 

Continuar leyendo:

http://www.ele-ve.com.ar/Merkel-llego-a-un-acuerdo-para-reeditar-alianza-de-gobierno.html

Fuente: Eleve- http://www.ele-ve.com.ar