El rey Carlos de Inglaterra “está bien” luego de tratarse un agrandamiento de la próstata

El rey Carlos de Inglaterra está bien tras someterse el viernes a un tratamiento programado contra el agrandamiento de la próstata, informó el Palacio de Buckingham, que se realizó en el mismo centro en el que su nuera Catalina se recupera de una intervención quirúrgica.

El rey fue acompañado por su esposa, la reina Camila, a la clínica privada London Clinic, en el oeste de Londres, donde Catalina, la princesa de Gales, también está recibiendo
tratamiento tras someterse a una operación abdominal la semana pasada.

Una sonriente Camila dijo que Carlos estaba “bien” cuando se marchó unas horas más tarde, y una fuente real confirmó que el procedimiento se había llevado a cabo y que se encontraba bien.

“A su majestad le gustaría dar las gracias a todos los que han enviado sus buenos deseos durante la semana pasada y está encantado de saber que su diagnóstico está teniendo un impacto positivo en la conciencia de la salud pública”, dijo en un comunicado la Casa Real.

La semana pasada el palacio dijo que Carlos, de 75 años, se sometería a un “procedimiento correctivo” para una condición benigna que era común entre los hombres mayores de 50 años, y Camila dijo que su marido estaba “bien” y “deseando volver al trabajo”.

Los miembros de la realeza británica no suelen revelar detalles de sus enfermedades, ya que consideran todos los asuntos médicos como un asunto privado, pero Carlos quiso compartir los detalles de su estado para animar a otros hombres que experimenten síntomas a someterse a una revisión médica.

Desde que se conoció el diagnóstico de Carlos de Inglaterra, el Servicio Nacional de Salud, gestionado por el Estado, ha registrado un aumento del 1.000 por ciento en las visitas a su
página web, en la que se ofrecen consejos sobre el agrandamiento de la próstata.

Este artículo se publicó primero en Mendoza Today.