La base monetaria retrocedió un 4,6% desde que el Presidente Milei asumió el Gobierno en diciembre

Las medidas tomadas en conjunto desde el Ministerio de Economía y el Banco Central comenzaron a retirar pesos de la plaza financiera con el objetivo de volverlos más escasos. Esto se debe principalmente a la reducción de la cantidad de billetes en entidades financieras y en la cuenta corriente del BCRA.

Comienzan a vislumbrarse los primeros resultados de la política monetaria que fue lanzada a partir del 10 de diciembre de 2023, bajo la dirección del Presidente Javier Milei, el ministro de Economía Luis Caputo y Santiago Bausili desde la presidencia del Banco Central.

Según informa el BCRA, la base monetaria total de la economía argentina totalizó los $9.676.236 millones de pesos al cierre del día 3 de enero, por lo que se acumuló un retroceso del 4,6% en comparación con el cierre del día 7 de diciembre (el último día hábil del Gobierno kirchnerista) cuando alcanzaba los $10.124.959 millones respectivamente.

Para entender el por qué de este retroceso se debe considerar los componentes de la base monetaria propiamente dicha: el circulante de pesos en poder del público, los billetes y monedas en poder de entidades financieras, y los pesos que dejan los bancos en la cuenta corriente del BCRA a modo de encaje. Lo que ocurrió es que disminuyó la cantidad nominal de pesos sobre los últimos dos componentes de la base.

Los billetes y monedas que circulan y están en poder de entidades financieras se derrumbaron un 1,07% desde el 7 de diciembre, mientras que los pesos de encaje se redujeron un 37,3% respectivamente. Los bancos adoptaron una posición de mayor liquidez frente a los desarmes de plazos fijos, un fenómeno que todavía no se detiene.

Los pesos en circulación que están en manos del público se incrementó casi un 16% desde el 7 de diciembre, lo cual es evidencia de la caída de la demanda de dinero en respuesta al sinceramiento de precios relativos (y entre ellos, principalmente el dólar).

Evolución de la base monetaria desde noviembre del año pasado.

En el último mes de la gestión de Sergio Massa como ministro de Economía la base monetaria se había disparado casi un 36% entre el 1 de noviembre y el 7 de diciembre. La cantidad de billetes y monedas en circulación y en poder del público creció un 12% respectivamente.

El equipo económico de Caputo puso en marcha dos “aspiradoras” de pesos para contener los efectos de la emisión monetaria por la compra de divisas y la fijación de tasas: en primer lugar el lanzamiento del bono BOPREAL para importadores, y en segundo lugar la cancelación de adelantos transitorios entre el Tesoro y el BCRA a través de los pesos conseguidos de licitaciones públicas.

Hasta el momento, la segunda fuente de absorción de pesos es la más relevante en el total, y este proceso va de la mano con la ejecución de una estricta disciplina fiscal desde el Sector Público Nacional (SPN), ya que de otro modo la autoridad monetaria habría tenido que imprimir más pesos para solventar los desequilibrios de gasto corriente.

The post La base monetaria retrocedió un 4,6% desde que el Presidente Milei asumió el Gobierno en diciembre first appeared on La Derecha Diario.