La Ley Ómnibus que propone el Presidente Milei llevaría a la Argentina a escalar 100 puestos en el índice de libertad económica de la Fundación Heritage

Así lo indica un estudio formulado por la propia fundación, señalando que el país podría mantenerse entre los puestos 50° y 55° según el indicador. Argentina podría ubicarse entre el 40% de los países más libres del mundo, junto con Estados Unidos y la mayor parte de los países desarrollados en la OCDE.

La Ley Ómnibus que presentó el Gobierno de Javier Milei ante las cámaras legislativas propone conquistar un giro de 180° sobre la organización misma de la economía argentina, revirtiendo las fatídicas intervenciones que llevó a cabo el kirchnerismo en los últimos 20 años. En otras palabras, se pretende volver al sendero reformista que adquirió el país durante la década de 1990 bajo la gestión de Carlos Menem.

La Fundación Heritage, una de las organizaciones estadounidenses más reconocidas para la medición de la libertad económica en el mundo en conjunto con el Instituto Fraser, reveló un reciente informe en el cual se analiza el impacto potencial de la Ley Ómnibus para la Argentina.

Los resultados fueron verdaderamente sorprendentes: Si se aprueba la ley tal y como lo consiguió el oficialismo, entonces Argentina escalaría más de 100 puestos en el ranking internacional de libertad económica, pasaría de ubicarse en el lugar 144° para oscilar entre el 55° y el 50° sobre un total de 176 países evaluados.

Los cuatro años de régimen económico kirchnerista dejaron al país en una posición similar a Lesoto, Nepal, Uganda, Bielorrusia, Haití, Laos, Bolivia, Cuba y Venezuela al término del año 2023. Se trata de una posición virtualmente reprimida, y una condición que anula cualquier tipo de posibilidad de desarrollo para el largo plazo.

Por el contrario, bajo los parámetros de la Ley Ómnibus la Argentina pasaría a ostentar un nivel de libertad económica muy similar al que tienen países como España, Francia, Rumanía, Hungría, México, Colombia e Italia, entre muchos otros. Todos ellos se encuentran clasificados como economías “moderadamente libres”, en un lugar intermedio dentro de la tabla de posiciones.

Pero la Ley Ómnibus tan solo constituye el principio del programa reformista de Javier Milei, y no una meta en sí misma. Aún restan reformas fundamentales que no se incluyen en la ley, como por ejemplo la liberalización del mercado cambiario y la cuenta capital, la apertura arancelaria para exportaciones e importaciones, y la constitución de una moneda sana.

De hecho, algunos países de la región como Uruguay y Chile se clasifican como “economías mayormente libres”, y alcanzan puestos de entre las primeras 27 posiciones. Sin lugar a dudas, las medidas que propone llevar adelante el Gobierno por encima de las leyes enviadas hasta ahora buscarán avanzar hacia la misma dirección que estos países vecinos.

La ganancia en materia de libertad que involucra la Ley Ómnibus es verdaderamente inédita para la historia del país, tan solo comparable con el proceso de reformas que se llevaron a cabo entre 1989 y 1999 bajo el menemismo.

Si bien la Fundación Heritage publica mediciones desde 1994, los relevamientos del Instituto Fraser sugieren que Argentina escaló por lo menos 51 puestos entre 1990 y 2000 (esta vez sobre un total de 116 países seleccionados), con lo cual la reforma propuesta por el Presidente Milei demuestra ser incluso más amplia.

The post La Ley Ómnibus que propone el Presidente Milei llevaría a la Argentina a escalar 100 puestos en el índice de libertad económica de la Fundación Heritage first appeared on La Derecha Diario.