Massa abandonó el Ministerio de Economía habiendo dejado el salario real más bajo de los últimos 20 años

Se trata de la medición del índice salarial RIPTE correspondiente a los trabajadores formales, que oficialmente retrocedió incluso a niveles más bajos de los que había durante la crisis de 2001. La última medición corresponde a noviembre del año pasado, y arroja una caída real del 7%.

El Gobierno kirchnerista dejó una crisis económica y social galopante, y una virtual hiperinflación latente. El discurso de la casta sindical manifestado en paro del día miércoles justifica a la administración anterior, pero lo cierto es que los trabajadores fueron los principales damnificados de las políticas inflacionarias de los últimos 4 años.

El índice RIPTE que mide el INDEC y que releva el salario nominal promedio de los trabajadores estables, relevó un aumento de sólo el 6,27% en noviembre del año pasado, cuando la tasa de inflación informada por el mismo organismo alcanzó el 12,8% (prácticamente el doble).

En consecuencia, el salario real medido en pesos constantes se desplomó un 7% en noviembre y retrocedió a los niveles más bajos desde el año 2004. De hecho, valuado en pesos de 1994, el salario real que dejó el kirchnerismo para los trabajadores formales es todavía más bajo del había en 2001.

Todo esto no tiene en consideración a las millones de personas que trabajan en la economía informal, o que pertenecen al segmento de monotributistas o trabajadores independientes. Para todos estos grupos, se estima que el deterioro salarial en términos reales fue aún mayor en los últimos cuatro años.

Ni los asalariados privados ni tampoco los del sector público pudieron eludir la estampida inflacionaria, y como resultado del proceso de sinceramiento de precios en diciembre (algo completamente inevitable dados los desequilibrios que dejó el Gobierno anterior), la caída salarial real será mayor casi con total seguridad.

El llamado “plan platita” lanzado entre agosto y septiembre del año pasado dibujaba una realidad paralela en la cual, aparentemente, se podía compensar a la devaluación y la inflación por mero decreto y sin sufrir consecuencias. Finalmente las consecuencias llegaron, y los mismos que disfrutaron de beneficios temporales luego fueron brutalmente perjudicados por la inflación.

The post Massa abandonó el Ministerio de Economía habiendo dejado el salario real más bajo de los últimos 20 años first appeared on La Derecha Diario.