Qué es el temido fósforo blanco que Israel está usando en sus ataques en el Líbano

Israel ha estado utilizando municiones de fósforo blanco en la frontera sur de Líbano durante los últimos seis meses, según revelaciones recientes. Este compuesto, altamente tóxico y peligroso, ha generado preocupaciones sobre su impacto en la salud y el medio ambiente, ya que puede causar graves quemaduras y daños pulmonares.

Aunque el ejército israelí defiende su uso como una medida legal contra combatientes armados en Gaza y Líbano, organizaciones de derechos humanos han instado a investigar estas acciones como posibles crímenes de guerra.

Por su parte, Estados Unidos ha anunciado su intención de investigar el empleo de fósforo blanco por parte de Israel en ambas regiones. Sin embargo, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) afirman que están dentro de las leyes internacionales al usar este compuesto para crear una cortina de humo y proteger a sus tropas en tierra.

“Viaja como una niebla blanca. Pero cuando cae al suelo, se convierte en polvo”, dijo a la BBC Ali Ahmed Abu Samra, un agricultor de 48 años del sur de Líbano, dice que se vio envuelto por una densa nube de humo blanco el 19 de octubre de 2023.

“Dicen que huele a ajo, pero es mucho peor que eso. El olor era insoportable, peor que las aguas residuales”.

Las municiones de este componente, que arden a temperaturas de hasta 815 °C, son altamente inflamables y extremadamente tóxicas.

“Las lágrimas empezaron a salir de nuestros ojos”, dice Ali desde la aldea de Dhayra. “Si no fuera porque nos cubrimos la boca y la nariz con un paño húmedo, es posible que hoy no estuviéramos vivos”.

El uso de fósforo blanco cerca de áreas civiles plantea preguntas sobre la legalidad de estas acciones y el respeto por la seguridad de los no combatientes durante los conflictos armados.