Irán guarda silencio mientras el mundo espera su “inminente” ataque contra Israel

Irán guarda silencio y la vida se desarrolla con normalidad en el país persa mientras el mundo espera un “inminente” ataque iraní contra Israel por el bombardeo de su consulado en Damasco.

Oriente Medio se encuentra en estado de alerta desde el ataque atribuido a Israel del 1 de abril contra el consulado iraní en el que murieron altos cargos de la Guardia Revolucionaria y tras las posteriores amenazas de represalias contra el Estado judío.

El líder supremo de Irán, Ali Jameneí, ha insistido en repetidas ocasiones que “el régimen sionista debe ser y será castigado” -la última vez el miércoles-, amenazas que han repetido prácticamente todos los altos cargos del país.

Y unas advertencias que el presidente estadounidense, Joe Biden, consideró ayer reales y que afirmó llegarán “más pronto que tarde”. Pidió a Teherán que no lleve a cabo el ataque.

En medio de estas tensiones India, Canadá, Alemania, Reino Unido, Polonia, Francia o Austria han pedido a sus ciudadanos que no viajen a la región o que salgan de ella, mientras que la aerolínea Lufthansa ha suspendido sus vuelos a Irán.

Buque capturado

Además, la Guardia Revolucionaria de Irán capturó este sábado un buque “asociado” con Israel en el golfo Pérsico, según han informado medios iraníes.

“La marina de la Guardia Revolucionaria se apoderó de un carguero asociado con el régimen sionista (Israel)”, informó la agencia Tasnim, vinculada con ese cuerpo militar de élite.

“Este barco se dirige ahora a aguas territoriales de nuestro país”, indicó por su parte la agencia estatal IRNA. El buque capturado sería el ‘MSC ARIES’, con bandera portuguesa, y según Tasnim, vinculado con la empresa ‘Zodiac Maritime’ de propiedad israelí.

Medios iraníes como la agencia SNN mostraron vídeos de militares descendiendo de un helicóptero y abordando un buque.

La confirmación iraní llegó después de que la Marina británica informase de que se había producido un abordaje de un barco a 50 millas al noreste de la ciudad portuaria de Fujairah, en Emiratos Árabes Unidos (EAU) y frente a las costas de Irán, “incautado por las autoridades regionales”, sin dar más detalles sobre este incidente, en el que no identificó el barco.

Sin nuevas amenazas

Las autoridades iraníes no han repetido sus amenazas contra Israel en la última jornada, que ha coincidido con un puente festivo por el fin del Ramadán.

El clérigo de los rezos de los viernes de Teherán, Kazem Seddiqi, dedicó ayer su discurso a la guerra de Gaza y la “resistencia de los palestinos”, por ejemplo.

En los últimos días se ha producido además una intensa actividad diplomática con llamadas entre el ministro iraní de Exteriores, Hosein Amir Abdolahian, y sus homólogos de Reino Unido, Australia, Alemania e Italia.

En esas llamadas Abdolahian expresó su descontento por la “incapacidad” del Consejo de Seguridad de la ONU de condenar el ataque contra el consulado, en el que murieron siete miembros de la Guardia Revolucionaria, entre ellos un importante general. Y reiteró el derecho de “legítima defensa” de su país.

Los diplomáticos occidentales, por su parte, pidieron moderación a Teherán, de acuerdo con comunicados publicados por los respectivos ministerios. “Insté a Teherán a actuar con moderación”, afirmó en redes sociales el ministro italiano de Exteriores, Antonio Tajani, tras hablar con Abdolahian, en la última conversación de la que se ha informado.

Tras esas conversaciones, el medio iraní nournews, vinculado con el Consejo Supremo de la Seguridad Nacional de Irán, advirtió de las llamadas a la “moderación” de Occidente.

“Irán ha aprendido de sus lazos políticos con Occidente que debe ser siempre escéptico acerca de sus llamadas a la autocontrol y moderación”, escribió el medio en la red social X este sábado.

Por otra parte, el próximo lunes Abdolahian participará en una sesión de la Comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento iraní para discutir una “potencial” represalia contra Israel, informaron este sábado medios iraníes. Así las cosas, el analista Ali Alfoneh afirmó que Teherán “espera el momento” para responder.

“El régimen (iraní) está contento con el pánico en Israel; Pacientemente espera el momento y el objetivo podría incluso no estar en Oriente Medio”, escribió hoy el politólogo del Instituto de los Estados Árabes del Golfo en Washington.

Este artículo se publicó primero en Mendoza Today.