Milei anunció una base en Tierra del Fuego que dará apoyo logístico a Estados Unidos y que servirá para expulsar la influencia china

El Presidente y la Comandante del Comando Sur norteamericano protagonizaron un inédito encuentro en Tierra del Fuego, una provincia clave para los intereses geopolíticos de China en la Argentina.

Tras seis horas de vuelo y una demora en la escala en Río Gallegos, el presidente Javier Milei se encontró en Ushuaia a la medianoche del jueves con Laura Richardson, Comandante del Comando Sur de los Estados Unidos, quien tiene a su cargo toda la estrategia militar de la superpotencia en el sur del continente americano.

El objetivo de la reunión en Tierra del Fuego fue anunciar el lanzamiento de una base militar argentina que servirá como punto principal de las operaciones nacionales en el Atlántico Sur. Esta decisión, que podría parecer una cuestión interna del país, cuenta con el completo respaldo de los Estados Unidos.

Y esto es porque, por un lado, Estados Unidos accedió a firmar un convenio con Argentina para que esta base sea utilizada como centro logístico que brinde soporte a las operaciones norteamericanas en la región, dejando de lado la base inglesa en Malvinas.

Se trata de un paso histórico en el escenario geopolítico, ya que Estados Unidos se compromete a respaldarse en Argentina y esta nueva base en Ushuaia, antes que en los centros logísticos marinos que tiene el Reino Unido en las Islas del Atlántico Sur.

Por otro lado, este acuerdo transmite una clara señal diplomática contra el avance de la influencia china en la Argentina. Cabe recordar que este puerto empezó siendo financiado con capitales chinos y el objetivo del kirchnerismo es que sirva como centro logístico para las operaciones del Partido Comunista Chino.

Desde 2022, el dictador de la República Popular China, Xi Jinping, empuja la construcción de un puerto militar en Tierra del Fuego que le permitiría a Beijing monitorear el paso bioceánico y poner un enclave propio en las puertas de la Antártida.

En su última presentación en el Capitolio, la jefa del Comando Sur ya había alertado sobre las intenciones de China en la provincia más austral del país, y en reuniones privadas con Biden le había destacado la importancia de no permitir que esto ocurriera.

A pesar del mensaje de que estas inversiones son pacíficas, muchas de ellas tienen potencialidades militares futuras, con acceso estratégico a pasos navales importantes. Entre estas inversiones se incluyen infraestructuras críticas como puertos en aguas profundas, así como instalaciones cibernéticas o espaciales”, explicó Richardson.

“Por otro lado, en Argentina, otra empresa estatal china está buscando obtener derechos para construir instalaciones marítimas de uso dual. Estas instalaciones estarían ubicadas en áreas cercanas al estrecho de Magallanes, el pasaje de Drake y la Antártida, lo que podría mejorar significativamente la capacidad de China para acceder a la región antártica y a sus actividades pesqueras. Además, esto podría tener un impacto en la estrategia de movilidad estadounidense en una región que se considera reservada para la paz y la ciencia”, destacó la jefa del Comando Sur en Washington.

El gobernador Gustavo Melella había entregado la soberanía de su provincia mediante el decreto provincial 3312/22, permitiendo la construcción de la base naval con la empresa estatal china Shaanxi Chemical Industry Group Co. Ltd, cuyo directorio está compuesto íntegramente por miembros del Partido Comunista Chino.

Shaanxi Chemical Group invertirá en la construcción de un proyecto con una capacidad anual de 600.000 toneladas de amoníaco sintético, 900.000 toneladas de urea y 100.000 toneladas de glifosato en el sur de Argentina, más la construcción de una terminal portuaria multipropósito con recinto interno -que permite el amarre de de embarcaciones de 20.000 toneladas- y una central eléctrica de 100MW”, rezaba el contrato.

Si bien no está claro si la construcción de la base china continuará en paralelo, tener en la misma zona geográfica una base naval nacional argentina con apoyo norteamericano anula todas las pretenciones de Xi Jinping en la provincia, y es esperable que en las próximas semanas Melella, quien continúa como gobernador, anuncie el cese de la construcción del enclave.

La movida geopolítica tiene un masivo impacto multiefecto. No solo se le pone un tapón al avance chino en Argentina, sino que también merma la influencia del Reino Unido en la región, otorgándole un rol preponderante a una base naval en territorio continental argentino antes que en las ocupadas Islas Malvinas.

En su discurso, el presidente Javier Milei reconoció que los pueblos argentinos y estadounidenses son muy unidos, y hasta recordó que por casi un siglo compartieron constituciones muy similares. Cabe recordar que el argentino Juan Bautista Alberdi se basó en la Constitución norteamericana, e incluso el preámbulo comienza con una traducción directa de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos.

“Hoy estamos aquí para ratificar nuestro esfuerzo en el desarrollo de nuestra base naval integrada. Se trata de un gran centro logístico que constituirá el puerto de desarrollo más cercano a la Antártida y convertirá a nuestros países en la puerta de entrada al continente blanco. Esta obra nos permitirá desarrollar la economía local, brindar un servicio logístico que permita las reparaciones y apoyo a los cruceros de buques comerciales que operan en el Atlántico Sur”, señaló el Presidente.

“Nosotros estamos convencidos de que la soberanía no se defiende con aislacionismo y discursos rimbombantes, sino con convicción política y construyendo alianzas estratégicas con aquellos con quienes compartimos una visión del mundo en un mundo de escala global, pero de crecientes conflictos como el que vivimos hoy”, sostuvo.

Y remató: “Por eso hoy el mejor recurso para defender nuestra soberanía y para abordar de forma exitosa estos problemas es precisamente reforzar nuestra alianza estratégica con los Estados Unidos y con todos los países del mundo que defienden la causa de la libertad”.

“Más allá de los vaivenes políticos y diplomáticos que han tenido los gobiernos de distintos signos políticos, tanto aquí como allá, los argentinos, como pueblo tenemos una afinidad natural con los Estados Unidos. Ambos pertenecemos a la tradición occidental, con una cultura, una historia política y una forma de vivir en sociedad en buena parte compartida”, completó.

Milei estuvo acompañado por el ministro de Defensa, Luis Petri, el ministro del Interior Guillermo Francos, el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, la secretaria General de la Presidencia, Karina Milei, y los jefes de las Fuerzas Armadas.

“Tanto el pueblo norteamericano como el argentino tienen en común que cuando adoptaron las ideas de la libertad pudieron emprender las expansiones territoriales más importantes de sus historias a la altura de su ambición y vitalidad”.

Discurso del Presidente Javier Milei junto… pic.twitter.com/L7oT58Rcoz

— Oficina del Presidente (@OPRArgentina) April 5, 2024

The post Milei anunció una base en Tierra del Fuego que dará apoyo logístico a Estados Unidos y que servirá para expulsar la influencia china first appeared on La Derecha Diario.