Desidia y violencia sin límites en La Matanza: Crónica del tiroteo que desató la polémica por los extranjeros ilegales que cometen delitos

El tiroteo en Guérnica desencadenó la polémica sobre ocupaciones ilegales, la política de Seguridad de Kicillof en la Provincia y la presencia de extranjeros ilegales que no son deportados cuando cometen delitos.

El domingo pasado, 14 de enero, se produjo un violento tiroteo en el partido bonaerense de La Matanza, distrito gobernado por el intendente peronista Fernando Espinoza desde hace años. El hecho sucedió específicamente en la localidad de González Catán y está siendo investigado por el fiscal Adrián Arribas.

Según lo testificado, el episodio implicó una disputa entre bandas por unos terrenos ocupados ilegalmente en el barrio 8 de diciembre. Allí, hubo una asamblea convocada por agrupaciones internas de los ocupantes, en donde se produjeron discusiones fuertes que desembocaron en golpes de puño y una balacera.

A partir de este hecho se produjeron al menos cinco muertes, entre las que se identificaron tres argentinos, un peruano y un sujeto de nacionalidad no identificada. Sin embargo, la noticia estalló cuando se supo que varios de los asesinos son extranjeros provenientes de Bolivia y Paraguay.

Después de las denuncias de los vecinos, intervino la Policía bonaerense y los heridos fueron trasladados al hospital. Los hechos se viralizaron rápidamente, ya que todo lo sucedido fue documentado por los celulares de los propios involucrados, los cuales produjeron imágenes estremecedoras que muestran la magnitud de las heridas.

A día de hoy, hay solo dos detenidos acusados de ser partícipes del tiroteo y la toma de terrenos. En la causa se está investigando tanto los crímenes como el negocio detrás de la venta de estas tierras.

Cabe recalcar que este episodio es el desenlace de una historia que viene de larga data, ya que el caso ya había llegado a la justicia en el 2022, a partir de una denuncia penal del municipio de la Matanza por la toma de tierras. En su momento, la justicia decidió no desalojar a los ocupantes ilegales, a la vez que se impidió el ingreso de nuevas personas.

Este tiroteo trajo a la escena la problemática de las ocupaciones ilegales en la Argentina. Si bien el municipio de la Matanza hizo la denuncia correspondiente, los antecedentes de la gestiones kirchneristas siembran la incógnita sobre si existe la voluntad política por parte del gobernador Kicillof de desalojar terrenos ocupados ilegalmente.

Solo basta con recordar lo sucedido en la pandemia, cuando durante las tomas de los terrenos de Guernica, el Gobierno provincial no avalaba el desalojo inmediato, sino que aceptó negociar con las familias, entregándole dinero para futuras viviendas y materiales a cambio de que se vayan. Así, emerge la duda sobre si la gestión de Kicillof abordara otra vez de manera permisiva las ocupaciones ilegales.

En segundo lugar, el tiroteo también pone el ojo en la gestión en materia de seguridad del gobierno provincial dirigido por Axel Kicillof. En esta línea, se esgrimió el Gobierno nacional a través del vocero presidencial Manuel Adorni, quien responsabilizó a la administración provincial al mencionar que “es un tema que atañe a las autoridades del gobierno de la provincia de Buenos Aires”.

Además, atacó su doctrina de seguridad cuando dijo: “Evidentemente, el Estado tan presente no está en esos lugares (…) Han hecho tanta publicidad del Estado presente y de repente vemos gente matándose por tener un pedazo de tierra”, remató. Así, ante esta escalada de violencia, podrían emerger reclamos para que el gobierno provincial tome cartas en el asunto.

Por último, el tiroteo vuelve a avivar la polémica sobre los extranjeros en la Argentina. Después de lo sucedido, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, reclamó: “El que viene a usurpar, a matar, debe ser expulsado a menos que haya nacido en Argentina o tenga una residencia permanente. Esa es una medida correctiva que hay que hacer de manera inmediata”.

Queda claro entonces como la balacera en la matanza, bastión histórico del peronismo, detonó una verdadera disputa política y reaparición de temáticas en la agenda publica. La violencia y el caos desatado parece ser un signo inquietante, espejo de un país que por años ha estado sumido en la barbarie y en el cual ciertos actores parecen no querer cambiar ese rumbo.

Por Lucas Bello, para La Derecha Diario.

The post Desidia y violencia sin límites en La Matanza: Crónica del tiroteo que desató la polémica por los extranjeros ilegales que cometen delitos first appeared on La Derecha Diario.