El Reino Unido pidió a Netanyahu que deje ingresar más ayuda humanitaria a la Franja de Gaza

El ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido , David Cameron, afirmó haber comunicado al primer ministro de Israel , Benjamin Netanyahu, que deben poder entrar en la Franja de Gaza más camiones con ayuda y que es necesaria una pausa humanitaria inmediata para ayudar a las personas atrapadas en una “situación desesperada”.

Cameron, que se encuentra de visita en Oriente Próximo y se reunió el miércoles por separado con Netanyahu y con el presidente palestino, Mahmud Abás, anunció que Reino Unido y Qatar están colaborando para hacer llegar más ayuda a Gaza, y que un primer envío conjunto con tiendas de campaña llegará el jueves por avión a Egipto antes de viajar por carretera a Gaza.

Israel, que niega estar reteniendo la ayuda, lanzó una guerra aérea y terrestre en Gaza después de que combatientes de Hamás irrumpieran a través de su frontera el 7 de octubre, matando a unas 1.200 personas y tomando rehenes, unos 130 de los cuales siguen cautivos.

La respuesta de Israel ha dejado más de 25.000 muertos y ha provocado una grave crisis humanitaria: la mayoría de los 2,3 millones de habitantes de Gaza se han quedado sin hogar y sufren una grave escasez de alimentos, agua, medicinas y combustible.

“La magnitud del sufrimiento en Gaza es inimaginable. Hay que hacer más, y más rápido, para ayudar a las personas atrapadas en esta situación desesperada”, declaró Cameron. “Hemos triplicado nuestra ayuda a Gaza… Pero nuestros esfuerzos solo marcarán la diferencia si la ayuda llega a quienes más la necesitan”.

“Como le dije al primer ministro Netanyahu, es necesario que puedan entrar en Gaza muchos más camiones y que se abran más pasos fronterizos. Necesitamos una pausa humanitaria inmediata para que entre la ayuda y salgan los rehenes, seguida de un alto el fuego sostenible”, manifestó.

Cameron presionó a los dirigentes israelíes para que se utilizara el puerto de Asdod para la entrega de ayuda a Gaza, según su oficina.

(Con información de Reuters)

Este artículo se publicó primero en Mendoza Today.