Milei lanza el RIGI: Un nuevo régimen de incentivos para promover masivas inversiones para reactivar la economía

La gran apuesta del equipo económico es buscar canalizar el ahorro de la economía a través de la inversión del sector privado, a diferencia de la apuesta del kirchnerismo que fue intentar reactivar la economía a través del gasto público.

El Gobierno del Presidente Javier Milei apuesta de lleno por las llamadas “políticas del lado de la oferta”, buscando generar condiciones amigables para el desarrollo de la inversión por parte del sector privado.

Cabe señalar que en un contexto en donde se incrementa el ahorro agregado del país a través de un importante proceso de ajuste fiscal, una de las claves para que el proceso pudiera resultar expansivo (o cuanto menos no recesivo) es el rebote de la inversión privada. El gran esfuerzo desregulador encabezado por Federico Sturzenegger y el ministro de Economía Luis Caputo apunta en esta dirección.

Por estos motivos, el Gobierno lanzó oficialmente un anexo titulado como “Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones (RIGI)” dentro del masivo paquete de leyes enviado al Congreso. Este sistema ofrece garantías para los derechos de propiedad (el factor institucional es fundamental para el crecimiento), y también un sendero de certidumbre para el largo plazo.

El nuevo esquema fue especialmente diseñado para el desarrollo de los siguientes sectores de la economía argentina: la agroindustria, minería, energía, tecnología, infraestructura, forestal, y la producción de gas y petróleo (incluyendo las extracciones no convencionales que recientemente fueron ganando importancia).

En principio, el Gobierno dispone que el RIGI tendrá un plazo de adhesión por 2 años a partir de su entrada en vigencia, y podrá ser extendido por otros 2 años si así se considera necesario.

Se define entonces el concepto de “Vehículos de proyecto único (VPU)” para los titulares de los proyectos que puedan calificar legalmente como grandes inversiones. Los VPU podrán ser ejercidos por los siguientes actores:

Todo tipo de Sociedades anónimas

Sucursales Dedicadas

Uniones transitorias y otros contratos asociativos

¿Qué ofrece el régimen para apuntalar la inversión?

El régimen que prepara el equipo económico combina una serie de incentivos impositivos con una mayor apertura desreguladora, así como el mantenimiento de estos puntos por un plazo de tiempo inamovible y previsible en el cual se desarrolla la inversión.

El principal objetivo es que los inversores del sector privado puedan apostar por un proyecto de largo plazo, sin tener que preocuparse por los incesantes cambios políticos que sufre el país cada 4 años. En otras palabras, las inversiones quedan blindadas de los posibles ultrajes que podría perpetrar un eventual Gobierno kirchnerista en un futuro. Los cambios incluyen a las siguientes disposiciones:

Reducción de la tasa de Sociedades del 35% al 25%

Se podrán deducir quebrantos impositivos a cuenta de Ganancias sin límites de tiempo

No se aplican las limitaciones en la deducción de intereses financieros

Si se retienen las utilidades por 3 años, no se aplica el impuesto del 7% establecido por Ley sobre los dividendos distribuidos

Posibilidad de cancelar el pago del IVA a proveedores o a la AFIP por medio de Certificados de Crédito Fiscal

Los proveedores podrán utilizar estos Certificados para pagar el saldo de su propia Declaración Jurada de IVA, o bien ser transferidos a terceros 

Se podrá descontar completamente el impuesto de Bienes Personales a cuenta de Ganancias

Los VPU quedan exentos de cualquier tipo de nuevo gravámen provincial y/o municipal, con la sola excepción de las tasas sobre servicios prestados. Esto es especialmente útil para las actividades en la Provincia de Buenos Aires

Arancel de importación 0% para bienes de capital, repuestos, partes, componentes e insumos necesarios para proyectos VPU. Estos bienes también serán eximidos del pago de impuesto PAIS (17,5%) y la tasa estadística (2,5%)

Retención 0% para cualquier tipo de exportación realizada por proyectos VPU, a partir del cabo de 3 años desde la entrada en vigencia del nuevo régimen de inversión

Eliminación de la obligación de ingreso de divisas al país para los proyectos alcanzados por el régimen

Eliminación de cualquier obligación de liquidar divisas en el mercado cambiario oficial a partir del tercer año desde la entrada en vigencia del régimen, 20% durante el primer año, y 40% durante el segundo año

Estabilidad legal en materia tributaria, aduanera y cambiaria por un plazo que no podrá ser menor a los 30 años desde la fecha de adhesión al régimen (especialmente importante para el desarrollo del sector energético y la minería)

The post Milei lanza el RIGI: Un nuevo régimen de incentivos para promover masivas inversiones para reactivar la economía first appeared on La Derecha Diario.